Lesbiana, homosexual, heterosexual... ¿qué es lo que soy mamá?

 

La apetencia sexual, nuestra orientación sexual, no se decide. Se manifiesta de forma natural, sin pensar sobre si somos o no heterosexuales. Es una manifestación hormonal en la que no media la razón. Con los cambios sociales de las últimas décadas podría pensarse que la cuestión homosexual ya no plantea problemas a nadie. ¡Nada más lejos de la realidad! Son muchas las dudas que asaltan al adolescente en su desarrollo sexual, y el reconocimiento de una atracción hacia las personas del mismo sexo puede generar mucha angustia, que es necesario ayudar a canalizar.

¿Yo decido ser homosexual?

No. En la adolescencia se manifiestan por primera vez de forma sorprendente emociones y sensaciones que hasta el momento eran normales o no existían. Es en este momento cuando terminará de definirse nuestra orientación sexual.

Es una etapa en la que los cambios se producen de manera acelerada, sin decidirlo nosotros. En pocos años el cuerpo va a pasar de tener formas infantiles a adultas. Iniciará, a ratos, su andadura por el mundo de las necesidades adultas. Pasando de jugar durante varias horas al día, a fumar con los amigos, hablando de cualquier cosa, hasta que el sol se apague. Su forma de plantearse la vida, las habilidades para resolver los conflictos y la capacidad para manejar las emociones, se tambalea. Las estructuras que hasta ahora servían están reajustándose y, por eso, no siempre funcionan. Provocando en ocasiones impulsividad y la sensación de no saber qué pasa. No saben cómo se sienten, no se sienten comprendidos.

Es en esta etapa en la que se descubre la sexualidad en su sentido más amplio. Es en este momento cuando la orientación sexual terminará definiéndose. No mediante la razón, no voluntariosamente. Es el cuerpo y sus hormonas las que definirán, igual que lo han hecho con el resto del cuerpo, si la tendencia es heterosexual u homosexual. Si seré lesbiana o gay. Siempre que no se sientan presionados a decidir, se sentirán bien con su cuerpo y con sus sensaciones y emociones. Se sentirán bien con ellos mismos.

«Salir del armario», ¿opción u obligación?

Reconocerse homosexual no es fácil. En un primer momento, la mayoría, tenderán a silenciar lo que sienten. El miedo al rechazo y a la incomprensión de los amigos y la familia es enorme. Se provoca la dualidad de querer que "el resto del mundo se entere" frente a la idea de no dejar salir "esto que siento". Este conflicto es terrible. El miedo provoca que culpen al resto del mundo de todos sus males, se repriman y después estallen, abandonen sus círculos sociales y escolares. Aumentará su rebeldía o se deprimirán. Y todo por el miedo a ser rechazados por una sociedad que establece e impone unas normas, en ocasiones, al margen de la tendencia natural.

Entonces, ¿qué puede hacer el psicólogo para ayudar?

La felicidad pasa por aceptarnos dentro de este mundo tal cual es: rico en matices y diferencias. Esto puede sonar complicado, pero a veces las soluciones son sencillas. El psicólogo debe escuchar con atención al adolescente para ayudarle a clarificar sus dudas y tomar decisiones sobre cómo se siente consigo mismo y qué orientación sexual tiene (si es que no lo tiene claro, por supuesto). Si el adolescente es homosexual, el primer paso es “salir del armario” ante uno mismo, es decir, reconocerse o no como homosexual. A partir de ahí, es cuestión personal de cada uno decidir con quién comparte esta realidad interior y con quién no. Esto es decisión del adolescente y el psicólogo tiene por misión ayudarle a resolver, de forma madura, las dificultades que puedan sobrevenir de la familia, de los amigos o de otras relaciones.

Ad

Descargas gratuitas

  • Guía de la ansiedad
    Contiene 50 páginas sobre la ansiedad y sus trastornos. Incluye abundantes ejemplos de personas que han sufrido estos trastornos.

  • Guía de las crisis de ansiedad
    Con recomendaciones imprescindibles para manejarse con las crisis de ansiedad y evitar hacer conductas que puedan empeorar la situación del paciente.

  • Guía del TOC
    De gran interés para personas que sufren trastorno obsesivo-compulsivo y para los familiares y allegados de estos pacientes.

  • Guía de la relajación
    Se incluyen ejercicios específicos para lograr estados de relajación muscular profunda.

Sxoparaellas.com